Cuando en el año 1984 que no sabía nada del Cristo Vivo, hasta que Él se manifestó en nuestras vidas, un día me dijo cuando iba caminando por la plaza del Ayuntamiento viejo a las tres de la tarde: Mi nombre es Jhesua, y yo soy Palestino; yo no sabía nada de esas cosas, luego le pregunté al monseny y me dijo que Jesucristo había nacido en Palestina. (aunque yo creo lo que me diga Dios o El Señor porque Él siempre es fiel, los hombres mienten, Dios siempre es verdadero).

Un Viernes Santo en el año 1985 en el monte Gironella cuando íbamos a rezar El Santo Rosario El Padre Eterno me dijo tres veces con una voz muy fuerte ,y me ardía en el centro de mi pecho: “Mi nombre es Jhehová” y se lo dije a mi amiga, que fuimos ella, su marido y el mio (que Dios le de la paz) y mis hijos. Desde ese día llamo a Dios por su Santo Nombre “Jhehová”, a Él, Honor y Gloria por los siglos de los siglos.

Anuncios