Me pongo ante tu presencia, a “Él” es el que Es, el que Ha Sido y Será. Amen amen amen.

Él me dijo que pusiera ese nombre al libro que escribimos de Él.

Vi en un sueño que había una celebración, no se cual era, pero la gente en la calle iban muy contentos y por el medio de la calle había una procesión, y me hizo ver las imágenes que iban. Lo que vi me dejó pensando porque no lo entendía y menos las imágenes que veía, la forma que tenían, y como lo celebraba la gente (eran de otras culturas y su manera de celebrarlo), lo he visto luego pasados los años por la televisión.

Luego fui a una iglesia, era muy grande, muy vistosa y con mucho lujo, había mucha gente con celebraciones y justo al lado de la misma puerta grande había unas escaleras estrechas que bajaban hacia abajo, unos 7 peldaños, entré y allí había un salón cuadrado, sencillo, humilde, no había lujos; había luz y personas orando y cantaban al Señor, pero no habían muchas personas como por ejemplo la aglomeración que había justo por la que estaba encima de nosotros.

Le dije qué quería decirme con todo esto ya que no entendía porqué me hizo ver todas esas cosas.

Me dijo: “Esta es mi Iglesia” , la que estaba subterránea, la que le habían ocultado, la que Él está manifestando a todos sus hijos a través de Su Santo Espíritu y manifestándose a las personas.
Me dijo: “Esta generación tiene ojos pero no ve, tiene oídos pero no oye”.

Yo era una de esas personas que antes de que Él me llamara, seguía en la Iglesia grande y sus fiestas, hasta que Él me llamó, fue en casa de mi hermano en el verano de 1984.

Anuncios